Fin de vacaciones. Adiós chanclas, hola rastrillo.

Ya estoy de regreso de mis vacaciones… ¡y todavía tengo un huerto!

Qué alivio. Procuré no pensar demasiado en el tema mientras estaba lejos porque nada podía hacer al respecto, pero con el trabajazo que se llevó el huerto este verano ardiente que hemos tenido, lo último que quería era perderlo por irme de vacaciones. Por suerte, el riego funcionó bastante bien en general. Hubo pérdidas; la hortalizas de hoja, no sé muy bien por qué, se secaron -quizás el cono de cerámica dejó de funcionar en algún momento, ya que el contenedor estaba todavía lleno por la mitad cuando regresé al huerto-, el calabacín enfermó,  la tomatera, que estaba hermosa, sucumbió a un vendaval que quebró su rama principal y dos de los pimientos se secaron (mismo problema que las  hortalizas de hoja). Con todo y con eso, encontré el resto de los pimientos en flor, las judías (a las que no le tenía ninguna confianza) prosperando y las aromáticas estupendas. Así que ¡no me quejo! Al contrario, estoy feliz 😀

Después de limpiar un poco y abonar para reponer los nutrientes gastados, este es su aspecto.

IMG_0906

IMG_0907

IMG_0908

Esta semana toca preparar las siembras de lechugas y espinacas para el otoño y acabar de montar la vermicompostera casera. Te contaré más en la próxima entrada 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s