Mi balcón comestible en julio de 2015.

Ola de calor, araña roja, mildiu… ¡Las desgracias nunca vienen solas! Pero aquí siguen mis plantitas, intentando continuar con su ciclo de crecimiento.

Si junio fue laborioso, julio ni te cuento… Cuando creía tener al mildiu y la araña roja bajo control -que no quiero decir eliminados, sino solamente controlados-, llegó la segunda quincena de junio con unas alteraciones climáticas súper inusuales y adiós control. Primero fueron unas lluvias en plan diluvio -lo digo en serio, ¡salieron en el periódico y todo!- y casi a renglón seguido, una ola de calor que todavía sigue entre nosotros. ¡Esto es un horno!

A pesar de los tratamientos, los cuidados y las podas de saneamiento, varios cultivos se quedaron por el camino y otros aceleraron su ciclo, subiendo a flor. Pero, como se suele decir, la vida sigue su curso y se abre camino y así están las cosas por mi balcón comestible hoy:

Mi balcón comestible. Julio 2015. Vista general.

Mi balcón comestible. Julio 2015. Vista general.

Mi balcón comestible. Julio 2015. Pimientos.

IMG_0875

Mi balcón comestible. Julio 2015. Judías, orégano, calabacín, tomateras.

IMG_0876

Mi balcón comestible. Julio 2015. Pepino, judías, pimiento, perejil.

La cosecha está siendo inferior a otros años por estas fechas, pero me produce una tremenda alegría ver tanto verde y tanta pujanza a pesar de “la que está cayendo” 😀

¡El mes que viene más!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s